TRES EMPRENDEDORES SOCIALES Y CUATRO ESCUELAS CHANGEMAKER SE UNEN A LA MAYOR RED DE INNOVACIÓN SOCIAL DEL MUNDO

Martes 13 de noviembre de 2018, Madrid.

Enriquecer el debate público desde una perspectiva social, construir procesos de paz participativos y justos, y cambiar el paradigma en la lucha contra los incendios, son las propuestas de los tres nuevos emprendedores sociales que se unen a la red de Ashoka, la red global de Innovadores Sociales más importante del mundo.

Gonzalo Fanjul (por Causa), Helena Puig (Build up) y Oriol Vilalta (Fundación Pau Costa) son las nuevas caras visibles de tres proyectos que Ashoka España une a su red. Ellos han sido capaces de dar soluciones a unos retos sociales muy urgentes comprendidos en dos ámbitos actuales y muy candentes, la defensa de los derechos humanos y el cuidado del medio ambiente. Además, contribuyen a cumplir con algunos de los diferentes Objetivos para el Desarrollo Sostenible que planteó la ONU para 2030.

Foto: Proyecto Fundación Pau Costa de Oriol Vilalta

Fundación Pau Costa, de Oriol Vilalta, ha creado la primera comunidad forestal internacional en la que bomberos, agricultores y sociedad civil promueven una nueva forma de entender y gestionar el fuego desde la prevención en vez de la extinción. Previene los incendios de forma natural a través de prácticas agrícolas generando economía rural. Con esta fundación, Oriol pretende haber implementado su modelo a otras organizaciones para abordar otros fenómenos naturales como tsunamis, terremotos y otros problemas generados por el cambio climático contribuyendo al Objetivo de Desarrollo Sostenible número 15, Vida de ecosistemas terrestres.

Foto: proyecto porCausa de Gonzalo Fanjul

PorCausa, de Gonzalo Fanjul, es un nuevo modelo de comunicación donde la información veraz sobre los problemas más apremiantes y las personas más vulnerables llega a la opinión pública de manera eficiente. Un modelo único de influencia sobre medios y líderes de opinión que aporta al Objetivo de Desarrollo Sostenible número 16, – Promover sociedades justas, pacíficas e inclusivas y el número 10, –Reducción de desigualdades en y entre los países.

Foto: proyecto Build Up de Helena Puig

Build Up, de Helena Puig, está democratizando los procesos de construcción de paz dando voz a las personas que generalmente están excluidas de estos procesos pero que son los que viven el conflicto en primera persona. Está consiguiendo que los procesos de paz sean más justos, participativos y duraderos promoviendo sociedades justas, pacíficas e inclusivas, contribuyendo al Objetivo de Desarrollo Sostenible número 16: Promover sociedades justas, pacíficas e inclusivas.

Una vez han sido seleccionados por Ashoka, los tres emprendedores sociales se integran en una red mundial con más de 3.500 Innovadores Sociales. La suma de sus capacidades, unida al apoyo de los expertos asociados, multiplica el impacto de sus proyectos, facilita su expansión y permite la reproducción de sus propuestas por todo el mundo.

Ashoka, la organización fundada por Bill Drayton – ganador del Premio Príncipe de Asturias en 2011 – y que cuenta con 40 años de experiencia en Emprendimiento Social, está presente en 93 países, 36 de ellos en España, también ha creado una red de Escuelas Changemaker: centros educativos (públicos, concertados o privados) con resultados académicos excelentes que ponen énfasis en que sus alumnos se formen para mejorar el mundo, para ser agentes del cambio.

En la actualidad, la red cuenta con más de 300 escuelas a nivel mundial, 8 de ellas en España.

Este martes 13 de noviembre se incorporan a la red el Colegio Decroly (Santa Cruz de Tenerife, Islas Canarias), el IES Jaranda (Cáceres, Extremadura), CEIP de Viñagrande – Deiro (Deiro – Pontevedra, Galicia) y Arizmendi Ikastola (Guipuzcua, País Vasco).

Ashoka apuesta por un sector educativo dinámico y comprometido con las nuevas exigencias del siglo XXI. A través de proyectos integrales, los chicos y chicas de las Escuelas Changemakers aprenden a ser personas con la empatía necesaria para entender su entorno y detectar retos, desarrollando habilidades como la creatividad, la colaboración, el liderazgo y la capacidad de poner en marcha soluciones para resolverlos.

Foto: Paula Chato, alumna de la escuela Changemaker IES Jaranda

“Nuestros libros son los demás. No necesitamos aprender las lecciones de memoria, porque todo lo que hacemos es inolvidable” explicaba Paula Chato, niña de 13 años del colegio galardonado IES Jaranda, quien abrió el acto de presentación del martes 13 de noviembre.

Foto: Arizmendi Ikastola, Escuela Changemaker galardonada

Foto: CEIP de Viñagrande – Deiro, Escuela Changemaker galardonada

Colegio Decroly. Destaca el verdadero protagonismo de sus alumnos, quienes lideran los procesos, proyectos y actividades que se llevan a cabo en el centro. Parten del conflicto o el problema como herramienta de cambio.

IES Jacaranda. Apuestan por el uso de metodologías estimulantes, centradas en el aprendizaje por proyectos, en el trabajo en equipo y en el aprendizaje cooperativo. Hacen de las clases escenarios de trabajo donde los alumnos son partícipes de la sociedad en la que viven.

CEIP Viñagrande-Deiro. La base fundamental son los niños. Pretenden dar respuesta a las necesidades de todos y cada uno de sus alumnos. El profesorado simplemente intenta dar forma a las inquietudes de estos niños.

Arizmendi Ikastola. Ofrece a sus estudiantes una educación basada en la Pedagogía de la Confianza. Se basa en la autogestión y la seguridad personal, una emoción que lleva a la seguridad del otro y del entorno. Defiende la idea que a través de la confianza se puede aprender a identificar, valorar y desarrollar las capacidades inherentes en cada uno, y que nos permiten llegar a la felicidad.

2018-11-21T12:33:00+00:00