PUIG y Ashoka seleccionarán cinco equipos de jóvenes emprendedores, de entre 18 y 28 años, comprometidos, apasionados, empáticos y creativos, que en el momento de la convocatoria tengan en marcha un proyecto social que busque crear un cambio positivo en su entorno. Se valorará especialmente la viabilidad, la innovación y la capacidad de impacto.

A continuación dejamos una lista de los participantes con los que trabaja el programa desde sus inicios en 2015:

Arte Paliativo es un proyecto que propone acompañar desde el arte y la educación social a los enfermos terminales, tanto si se encuentran ingresados en unidades de cuidados paliativos como en sus domicilios.

En las unidades de cuidados paliativos se atienden las dimensiones física y psicológica de los enfermos terminales, pero aún hay mucho que trabajar en las dimensiones afectiva, espiritual y emocional. Arte Paliativo pretende ocuparse de estas áreas desde el arte, en la creencia de que si un paciente se centra en la pintura, la escritura o la fotografía puede hacer más llevadera esa etapa final de su vida.

Tu Mundo Invisible es un proyecto que pretende hacer vivir a la ciudadanía la experiencia de sentir, por un corto período de tiempo, las limitaciones y barreras a las que se enfrentan las personas discapacitadas, así como los recursos y competencias con los que cuentan para desenvolverse.

A través una exposición dinámica e itinerante que, en sus diferentes salas, hace vivir en carne propia al visitante la pérdida de alguna de sus capacidades sensoriales y/o motoras.

Caminem Junts es una asociación que se dedica a ayudar a niños y a jóvenes que están o han estado en un centro de salud mental para facilitar su adaptación al entorno exterior y retomar el itinerario personal, laboral y formativo.

A través de encuentros y actividades en los que una serie de “pacientes expertos” acompaña y apoya a aquellos jóvenes que acaban de abandonar un hospital de día o están recibiendo ayuda en visitas externas, tanto en su vuelta al día a día como en la lucha contra el estigma y la discriminación social.

Stop Wasting Stock es un proyecto que tiene como objetivo juntar la comida que los establecimientos desechan para distribuirla entre la gente menos afortunada.

A través de una serie de acuerdos entre los comercios y un grupo de voluntarios que pasa a recoger la comida desechada y la redistribuye en comedores sociales. La comida que no puede ser aprovechada es destinada a la financiación del proyecto mediante su venta como abono ecológico para agricultores de los alrededores de Barcelona.

Rompe el Silencio es una iniciativa que pretende dar esperanza y ayuda a jóvenes que sufren trastornos psicológicos, maltrato o acoso escolar, conectándolos con el tratamiento y la recuperación requeridos.

A través de la creación de espacios virtuales y presenciales que fomenten el contacto entre jóvenes acosados o que presenten problemas psicológicos no diagnosticados para que se apoyen, compartan sus historias y puedan ayudarse mutuamente. El objetivo final es no exponer a los individuos como meras víctimas, sino como potenciales agentes de cambio.

Los empleados y empleadas de PUIG juegan un rol fundamental en esta alianza. Juntos deciden qué proyectos apoyar y participan en las sesiones de mentoría que se celebran de forma regular en la sede de la empresa. De este modo, PUIG pone todo su talento y recursos humanos al servicio de los jóvenes participantes, que establecen una relación de confianza y trabajo conjunto con los empleados durante los dos años que dura el programa.