CEIP RAMÓN Y CAJAL (2016) 2018-02-21T13:53:06+00:00

Project Description

CEIP RAMÓN Y CAJAL

ALPARTIR, ZARAGOZA
ESCUELA PÚBLICA, INFANTIL Y PRIMARIA
35 ALUMNOS Y ALUMNAS

El colegio rural Ramón y Cajal busca una educación globalizada, priorizando la educación emocional y la socialización de los alumnos. Su objetivo fundamental es formar personas comprometidas, ciudadanos del hoy y del mañana.

Por ello, por ejemplo, el alumnado redacta la Constitución Escolar, escrita en los idiomas “oficiales” del colegio (castellano, rumano y árabe) y revisada cada dos años entre todos para repasar los artículos y acordarlos. Grupos heterogéneos; tertulias; mediadores escolares sin profesores de por medio; proyectos creativos; “Protectores Planetarios”; o apoyo entre mayores y pequeños, son proyectos que les permite formar a personas comprometidas y con la capacidad de generar cambio positivo en su entorno.

¿POR QUÉ ES UNA ESCUELA CHANGEMAKER?

El centro educativo Ramón y Cajal busca una educación globalizada, priorizando la educación emocional y la socialización de los alumnos. Su objetivo fundamental es formar personas comprometidas, ciudadanos del hoy y del mañana.

Por ello, por ejemplo, el alumnado redacta la Constitución escolar, escrita en los idiomas “o ciales” del colegio (castellano, rumano y árabe) y revisada cada dos años entre todos para repasar los artículos y acordarlos.

Grupos heterogéneos, tertulias, mediadores escolares sin profesores de por medio, proyectos creativos o apoyo entre mayores y pequeños, son factores que les permite formar a personas comprometidas y con la capacidad de generar cambio positivo en su entorno.

¿QUÉ LA HACE DIFERENTE?

Ramón y Cajal representa una realidad importante: la escuela rural. “¡Las escuelas rurales son las grandes olvidadas y son muchas!” dicen, y han conseguido mucho reconocimiento en el sector y en la región como referente en este per l de centro educativo.

El espíritu del modelo gira alrededor de la idea de que en el futuro el mundo laboral es incierto y por ello consideran que su alumnado necesitará ser buena gente, curioso, creativo,

capaz de trabajar con otros y pensar globalmente, de ser responsable, de ser feliz haga lo que haga.

Trabajan juntando alumnos desde infantil hasta sexto de primaria, con riendo un sentimiento de escuela unitaria.

“Dar voz y oportunidades a los niños funciona mejor. Ponerles a cargo da resultado. Con amos en ellos y responden con creces.”

El esfuerzo de la escuela por inculcar valores como el cuidado del medioambiente se re eja en la actitud de los alumnos, que sienten claramente que están mejorando su entorno y son conscientes de ser agentes de cambio. Destacan los “Proyectores Planetarios”, un proyecto en el que cuidan el entorno, las instalaciones y el pueblo a través de distintas actividades donde siempre son protagonistas. Además, cuentan con actividades como gami cación, cocina, horno solar, robótica, gestión de un huerto…

La escuela pertenece a varias redes de carácter solidario (Unicef, AI, Save The Children, Greenpeace, UNESCO, Red Aragonesa de Escuelas Promotoras de Salud).

EL EQUIPO

Cuentan con ocho años de historia, liderados por su director y un equipo muy consolidado. El equipo es diverso, con representación de todos los agentes: directivos, docentes, familias, alumnos, administración y otros. Destacan como su principal innovación la capacidad de “trabajar de manera coordinada, implicando a toda la Comunidad Educativa haciéndoles partícipes de la educación de los niños”.