COLEGIO VERDEMAR

, ,

La colaboración y el emprendimiento social forman el corazón del modelo educativo de Verdemar. La escuela conecta el aprendizaje con proyectos sociales a través de las cooperativas de estudiantes, simulaciones de la vida real y practicas de mindfulness. Su mission es formar ciudadanos conscientes con el conocimiento práctico y los valores necesarios para generar impactos positivos en el mundo. Todo el curriculum tiene un propósito claro y aplicable y se anima a todas las personas a ser agentes de cambio.

IES MIGUEL CATALÁN

,

El modelo educativo del IES Miguel Catalán posiciona a los estudiantes como protagonistas del cambio social integrandolos completamente en el funcionamiento de la escuela y en la comunidad de Coslada. Consiguen esto a formando estructuras de profesores, alumnos y organizaciones locales que trabajan para resolver retos de forma colaborativa a través de proyectos sociales y un sistema de aprendizaje en grupo. Los estudiantes desarrollan habilidades clave como el liderazgo, la evaluación, la responsabilidad y el trabajo en equipo para convertirse en agentes de cambio durante su proceso educativo.

INSTITUT DE SILS

El proyecto detrás de esta escuela surge en el año 2008 de un grupo de docentes frustrados con la educación tradicional. Deciden canalizar esta frustración y presentar un proyecto de centro que ellos denominan “como debería ser”. En este instituto, los docentes no conciben su profesión como la simple transmisión de una cantidad determinada de conocimientos, ellos van un paso más allá. La misión que se han propuesto es la de ayudar a sus alumnos a desarrollarse como personas éticas y comprometidas socialmente, intentando transmitirles ante todo una serie de valores que consideran fundamentales para su desarrollo afectivo-social además de educativo. Hoy acompañan a centros educativos en la incorporación del compromiso social como elemento de aprendizaje.

ESCUELA SADAKO

, ,

Escola Sadako integra las habilidades “changemaker” en el trabajo sistemático con sus alumnos: No hay pupitres individuales, se fomenta el aprendizaje colaborativo y de interniveles y la toma de decisiones en asambleas; la educación emocional, social y filosófica se practica formalmente cada semana; realizan proyectos de aprendizaje y servicio de manera que los alumnos lanzan sus propias iniciativas de emprendimiento social de forma frecuente dentro y fuera del centro.

CENTRO DE FORMACIÓN PADRE PIQUER

,

El Centro de Formación Padre Piquer es pionero desde hace décadas en la innovación educativa. Es un centro de aprendizaje para la vida, que va más allá de las asignaturas y los exámenes. Su metodología se centra en trabajo por “ámbitos” en vez de asignaturas, permitiendo un conocimiento menos fragmentado. Al trabajar con otras personas y manejar conflictos permanentemente, su misión es formar alumnos comprometidos, competentes, compasivos y creativos.