• Los tres proyectos liderados por jóvenes agentes de cambio, son los ganadores del concurso coorganizado por Vía Célere y Ashoka
  • Las dos entidades asesoran a los equipos vencedores para que puedan llevar a cabo sus iniciativas que pretenden optimizar la utilización del agua en España

Los jóvenes innovadores no solo aportan creatividad, energía e impacto en las soluciones para la gestión de agua, sino que se convierten en referentes positivos para otros como ellos que quieran mejorar su entorno.

Los últimos datos sobre las reservas de agua, sobre todo en las grandes ciudades, auguran un futuro en el que será necesario un ahorro más dedicado y minucioso de esta materia prima. Una estipulación de la ONU concreta la población mundial entre 9.400 y 10.200 millones de personas para 2050, el 60% de las cuales vivirán en ciudades. Hoy, en España, es el 80% de la población que elige vivir en los núcleos urbanos. De seguir así, en 2040 nuestro país podría estar entre los 33 países del mundo con más problemas para abastecerse de agua.

Las próximas generaciones serán clave para hacer frente a este reto. Por eso Ashoka y Vía Célere se han unido por segundo año consecutivo para encontrar y premiar a aquellos jóvenes de entre 18 y 28 años con ideas para un uso del agua más sostenible en las ciudades.

LOS PROYECTOS GANADORES DE FUTURE CITIES II

Recibirán una beca de entre 1.000 y 2.500 euros, así como apoyo estratégico y mentoría por parte de empleados de Vía Célere.

  •  ‘Bluengin’ de Enric Sagristà y Pedro de Cea (28 años): Un proyecto que ofrece consultoría en la mejor gestión del agua y una comunidad online colaborativa que comparte información y buenas prácticas.
  • ‘Plant on demand’ de Alejandro Wonenburguer y Natalia Valle (25 años): Un software para el sector de la agricultura que ayuda a sus integrantes a ser más eficientes a través de la cooperación y la tecnología.
  • ‘Liimpio’ de Martina Merry del Val y Andrés Varela (20 años): Una plataforma de lavado de coches en seco. Actualmente está validando su modelo de negocio y probando un nuevo proyecto, ‘Stifies’, de facilitación de presencia online para marcas de ropa.