Las entidades lanzan la 5ª edición de su programa dirigido a jóvenes emprendedores sociales de entre 18 y 28 años

12 de julio de 2019. Ashoka y la Fundación Puig abren la convocatoria de la quinta edición de Invisible Beauty Makers, con la que pretenden identificar y apoyar a cinco equipos de jóvenes, entre 18 y 28 años, con un proyecto que haga frente a un reto social. Los equipos deberán presentar un proyecto innovador que ofrezca soluciones diferentes a problemas de su entorno y que busque inspirar a otros a ser agentes de cambio.

El concurso, cuyas inscripciones estarán abiertas hasta el 15 de septiembre de 2019, otorgará un capital semilla de 2.000 Euros y un acompañamiento por parte de Puig, en el cual los empleados de la empresa aportarán durante dos años su experiencia y orientación para que la iniciativa tenga el mayor impacto social posible.

Para la selección de los ganadores se valorarán criterios como la novedad de la idea, la creatividad, la calidad emprendedora, el impacto social y la ética.

Algunos ganadores de ediciones anteriores incluyen el proyecto Miwuki, una plataforma online que permite la gestión, coordinación y puesta en común de protectoras animales en todo el país, o Apadrina un Olivo, que busca concienciar e involucrar a la sociedad y empresas en la transformación de uno de los grandes retos del siglo XXI: el abandono de las áreas rurales.

Esta iniciativa se enmarca en una colaboración estratégica entre Ashoka y la Fundación Puig, Invisible Beauty, que desde 2014 identifica y apoya iniciativas de impacto social, tanto entre jóvenes como emprendedores sociales senior.