David Martín Díaz, codirector de Ashoka España, ha recibido hoy el premio GENIO de Honor en Innovación, que se enmarca en los premios de comunicación que organiza cada año el Grupo Vocento y SCOPEN.

El jurado ha galardonado a David por su labor en la innovación en el mundo educativo, que lidera desde Ashoka con la iniciativa “Educación Changemaker” desde 2014.

David ha desarrollado una estrategia para impulsar un nuevo paradigma en la educación que permita que niños, niñas y jóvenes tomen conciencia y experimenten su capacidad para producir cambios positivos en el entorno y promueva competencias como empatía, trabajo en equipo, liderazgo compartido o creatividad.

En un contexto donde “todos conocemos lo que falla en educación pero pocos las soluciones”, David define el trabajo de Ashoka en educación como el de “acentuar lo que está funcionando, identificando a los pioneros, poniéndolos en red y dándoles visibilidad para que contagien.”

Ashoka cuenta con un equipo de siete Escuelas Changemaker en España y casi 300 en todo el mundo. Con ellas, se pretende inspirar y facilitar que otras escuelas y entidades identifiquen y apliquen las habilidades que los jóvenes necesitan para ser ciudadanos eficientes, empáticos y capaces de buscar soluciones.

“La innovación necesita tener un propósito, necesita ponerse al servicio de mejorar el mundo en el que vivimos” explicó hoy David en Logroño, donde recogió el galardón. “En este mundo en constante cambio se necesitan personas capaces de comprender el cambio, anticiparlo y generarlo en beneficio de todos. Y eso solo se consigue practicando”.

David ha dedicado la mayoría de su vida profesional a trabajar para la educación y el empoderamiento juvenil. Durante 6 años lideró el programa de UNICEF de Educación para el Desarrollo y Participación, creando de cero su red de centros escolares. Además, fue el impulsor de los primeros Grupos Universitarios de Amnistía Internacional en España y fundó Cibercorresponsales.org, una plataforma educativa de periodismo ciudadano para menores de edad. Trabaja y colabora con Ashoka desde 2008, y en 2014 se incorporó al equipo para liderar el área de Educación y Jóvenes. En 2016 se convirtió en codirector de la organización en España.

“Este premio es muy importante porque nos refuerza, otorga credibilidad a nuestro trabajo y se suma en este propósito compartido, que nos afecta a todos, de mejorar la educación”, cerró hoy David.